María de Molina

Fallecimiento: 1 de julio de 1321, Valladolid.

Vida:

Reina consorte de Castilla durante el reinado de Sancho IV, “El Bravo”, así como mas adelante regente con su hijo Fernando IV y su nieto Alfonso XI.

Su matrimonio estuvo lleno de controversias debido a que al ser parientes la iglesia no aceptaba su casamiento, además también fue un acto de desafio hacia el Rey Alfonso X, ya que este había comprometido a Sancho con Guillerma de Montcada. Estos problemas posteriormente caen sobre la reina, quien tiene que luchar para que sus hijos sean considerados legítimos.

Cuando Sancho IV muere, lucha para que su hijo conserve la corona en medio de una guerra civil, cosa que finalmente consigue, siendo ella regente.

Años después, mientras descansa de sus funciones le llega la noticia de la muerte de su hijo Fernando, contando con 27 años, así que la corona pasa a su nieto Alfonso XI. María se decide a volver a la corte para poder llevar la situación, en el año 1313 se decide que de nuevo María sea considerada regente, al encargarse de la tutoría de su nieto.

A lo largo de su vida, formo parte de tres reinados distintos, y sus decisiones políticas fueron fundamentales para la continuación de la Corona.

Dato de interés:

-Es considerada una de las reinas más grandes de la historia en España, esto es debido a su actuación, poniendo siempre la prioridad en la concordia frente al enfrentamiento y el conflicto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies